Ayuda  |  Ingresar  |  Crear Cuenta
...

Poesía en el Sol - Taller de Poesía - Escuela del Sol Nivel Inicial - Nivel Primario - Año 2014

 Sitio Web   Facebook 

 “Estar en poesía tal como alguien se tira al agua o toma sol”. Laura Devetach.

En el transcurso de este año, de manera especial, la poesía se disfrutó y se trabajó en todos los grados y salas de Primaria y Jardín.  Cada grupo la abordó de distinta manera y en diferentes momentos, teniendo en cuenta la edad de la/os niña/os, sus intereses y el desarrollo del resto de los contenidos curriculares.

De la mano de la poesía abrimos las puertas a nuestros sueños y emociones,  a nuestra creatividad,  a nuestras fantasías, al juego. Porque sueños, emociones, creatividad, juego, imaginación y fantasía se llevan muy bien con la poesía, que este año inundó  nuestras aulas y cada rincón de la escuela.

La idea fue sumergirnos en el particular lenguaje poético.  Y el clima entusiasta  que se intentó generar entendemos que favorecerá la sensibilidad, el enriquecimiento del lenguaje, la comprensión, la expresión.

Para lograr un clima en el que la poesía todo lo invada, fue necesario destinar un espacio y un tiempo semanales a compartir  lectura de poemas, a disfrutarlas entre todos. Para comenzar, todas las mañanas y durante todo el año, en la formación, leímos poesías para disfrutar. Cada día de la semana organizó  la lectura un grado y leyeron maestra/os, alumna/os  y familias.

Cada año el proyecto se inaugura con la propuesta de que cada uno de los adultos de la escuela, en toda situación, aunque se trate de la más inesperada, tenga en mente alguna poesía para recitar a todo niño o adulto con el que se cruce. Así, las aulas, los pasillos, el patio, el comedor, ¡¡¡¡¡tienen vía libre para la poesía!!!!!

La propuesta incluye, a lo largo del año escolar,  lectura silenciosa y en voz alta, lecturas por parte del/la maestro/a y de los alumnos. Todos, tanto alumnos como maestros, traen al aula sus poemas preferidos, o, simplemente aquellos que quieren compartir con los demás.

Los juegos del lenguaje,  presentes en el aula, sobre todo –pero no únicamente- en los grados de los más pequeños. Así, se descubren adivinanzas, se leen coplas, piropos, canciones tradicionales, limerinks, etc.

A partir de la lectura de poemas, los chicos pasan, tras una primera aproximación al género, a una cada vez mayor familiarización con el uso particular del lenguaje propio de la poesía.  No se  lee exclusivamente poesía infantil, se  leen también poemas escritos para  todo lector: se transita  desde las formas canónicas de la poesía tradicional a las formas más libres de la poesía contemporánea.

La propuesta involucra también a las familias, a quienes se invita a participar del clima  poético. Porque creemos que es importante  que  los chicos disfruten y compartan poesías  en casa,   invitamos a los padres a hurgar entre sus libros en busca de esos poemas que alguna vez los atraparon, para leerlos junto con sus hijos. También les pedimos que elijan algún libro de poemas de la biblioteca familiar y nos lo envíen para leer en el aula. Padres  y abuelos también están invitados a  leer poesías o a participar de alguna actividad en el aula para compartir sus propias experiencias poéticas con los chicos.

En resumen, el proyecto Poesía en el Sol convoca a todos, alumnos,  docentes y familias, para disfrutar juntos de la riqueza expresiva de  los más variados poetas y poesías, un proyecto que contribuye a enriquecer la sensibilidad, el lenguaje y las experiencias de niños y niñas, y todo/as los adulto/as participantes.

Este proyecto es una obra colectiva de toda nuestra comunidad educativa. Valoramos mucho el entusiasmo con el que cada uno de los que participó se apropió del proyecto para “estar en poesía”. Deseamos seguir creciendo y aprendiendo todos junta/os en la continuidad de esta tarea.

http://elblogdelsol.blogspot.com.ar/2014/07/todos-somos-poetas_16.html

http://elblogdelsol.blogspot.com.ar/2014/12/poesia-en-el-sol-2014-jardin.html

EquiPoesía: Andrea Arce, Alicia Coquet, Juan Ángel Mondino, Majo Ponce